Bueno os traemos una variante de postre o merienda con fruta, piña, super rica y fresquita.

Eso si, aviso de nutricionista, consumir ocasionalmente, si lo vais hacer con azúcar, en su defecto lo podéis cambiar por Stevia.

Ingredientes:

  • 120g de azúcar panela o estevia
  • una cucharadita de limón
  • 6-8 rodajas de piña en su jugo
  • 3 huevos
  • medio vaso de aceite de coco
  • 25 cl de anís
  • 100 cl de zumo de piña (a poder ser, natural o utilizar el jugo de la lata)
  • 150 g de harina de espelta
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo o un sobre doble de gasificante

Elaboración:

  1. Hacer un caramelo con el zumo de limón y el azúcar. Cuando este dorado, cubrir el fondo de un molde redondo no desmontable
  2. Repartir las rodajas de piña por encima. Reservar
  3. Precalentar el horno a 180º
  4. Poner en un bol, los huevos y 60 g de azúcar ó estevia. Batir bien con un batidor, añadir el aceite, el anís, y el zumo de piña, mezclando todo bien.
  5. Ir incorporando la harina y la levadura, mezclando todo y reservar en el molde con el caramelo y la piña. Reservarlo
  6. Hornear 30 min a 180º
  7. Desmoldar cuando este aun caliente pero sin quemar.
  8. Dejar enfriar la tarta y a disfrutarla. Si es en compañía sabe mucho mejor!

*Cabe la opción, algunos de nosotros lo hicimos, de añadir una bola de helado de vainilla al servirlo individualmente. Esto ya es la bomba! (Este postre seria uno de los que habría que consumir muy de vez en cuando, para ocasiones especiales)