En nuestra casa, nos encanta el pescado, al margen de lo mucho que lo nombro en consulta por su excepcional aporte en grasas insaturadas (omega 3 y omega 6). Os vamos a mostrar en practica que un simple Salmon, a parte de hacerlo a la plancha o al horno, como lo solemos hacer siempre, se puede cocinar de muchas otras maneras. En este caso vamos agregar dos ingredientes que van hacer que este pescadito sorprenda mucho. Atent@s.

Ingredientes:

  • 450 g de puerro (solo la parte blanca en rodajas de 5 mm)
  • 560 g de agua
  • 200 ml nata de coco
  • 1 cucharadita de sal
  • 2-3 pellizcos de pimienta negra molida
  • 600 g de lomo de salmón fresco sin espinas
  • pimienta negra molida para espolvorear
  • sal para espolvorear
  • 500 g de patatas de guarnición cortadas por la mitad (en caso de que no se puedan comer por casos especiales en alimentación, se prescinde de ellas)

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 200º
  2. Poner los puerros cortados en rodajitas de un dedo de espesor, solo lo blanco, en un poquito de fondo con agua (en una sartén), sin cubrir durante 7 min.
  3. Una vez pasados los 7 min, añadir la nata de coco, la pimienta, la sal y remover hasta que se haga, durante dos min.
  4. En una fuente de horno se cubre con papel de horno, se añade el puerro con la nata y se añade el salmón, poniéndole sal al gusto. Se cierra bien el papel de horno sobre el salmón y se mete en el horno durante 25 min.
  5. Aparte se hacen al vapor unas patatas cortadas en trozos grandes.

Si se han realizado las patatas, se emplatan las patatas primero, después se añade el salmón con puerro y nata por encima. Si se prefiere no hacer las patatas, emplatamos el salmón con su nata y puerro en un plato y…. a disfrutarlo! Rico, Rico…