Siempre estoy abierta a descubrir sabores diferentes, alimentaciones que corresponden a ideologías, etnias, culturas o religiones varias. Es curioso y muy enriquecedor tener la mente abierta, así es como he aprendido durante todo mi recorrido profesional y personal, y como he visto que cada persona, tiene sus diferentes formas de ver la vida. En estas diferencias, entra su alimentación.

En todo momento hay que respetar las condiciones de cada persona, porque somos eso, personas, cada una de una madre y padre, con sus vidas, sus experiencias y sus mochilas. No queramos cambiar los hábitos de la gente, respetemos sus decisiones adaptando todo esto a su alimentación (cuidando su salud, ante todo, y aconsejando lo mejor para el/ella)

Digo esto porque el otro día fuimos a comer al vegetariano de Pamplona, donde nos encanta ir. Es un sitio muy acogedor, peculiar y su base de menú es Vegetariana. Seas como seas, pienses como pienses y comas como comas, se feliz y respeta tus ideas!

Diferentes personas, diferentes maneras de comer.

Ser felices y comer perdices …digo… vegetales!

Yssana