Innovación en nuestras cocinas. Otra manera de comer verdura con un toque diferente… nata de almendra. Os puedo decir que el sabor es espectacular y nos ha sorprendido gratamente!

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • 500 g de espinacas
  • 300 cl de nata de almendra
  • Una cucharada de harina de almendra, o kuzu (para engordar la salsa)
  • nuez moscada
  • sal sin refinar
  • pimienta
  • 4 huevos
  • queso rallado (opcional)

Elaboración:

  1. Rehogar el ajo picadito en un poco de aceite de oliva
  2. Lavar y quitar los rabos mas gruesos de las espinacas y añadirlas al ajo rehogado
  3. Aparte calentamos un poco de aceite de oliva y hacemos la harina, añadir un poco de nuez moscada, sal, pimienta, y la nata de almendras. Cocer durante 3 min.
  4. Lo mezclamos todo, espinacas y la crema.
  5. En una fuente de horno ponemos la mitad de la mezcla y sumamos los huevos encima, se cubre todo con la otra mitad y se espolvorea si se quiere con el queso rallado
  6. Horneamos con el grill 2 min. Servir y…disfrutar!